Menu

American Amber Ale

29 junio, 2016 - Estilos
American Amber Ale

El estilo American Amber Ale, también conocido en el noroeste del Pacífico como Red Ale es la única cerveza Americana que es robusta, rica y agradable para alguno paladares. Un estilo bastante reciente, las Ambers se han vuelto muy popular entre los principales consumidores de cerveza en EE.UU. Vamos a echar un vistazo al estilo Amber americano, como elaborar esta cerveza en casa.

La American Amber Ale se hizo popular en el noroeste del Pacífico antes de extenderse a nivel nacional principalmente a través de microcervecerías y pequeñas cerveceras regionales. Estas cervezas son también llamadas Red Ales o West Coast Ales en algunas regiones. Sin embargo las Amber tienen un sabor a caramelo más fuerte, con más cuerpo, son más oscuras y tienen un equilibrio entre el amargor y la malta, donde las Pale Ale tienden a tener un sabor más lupulado.

El Estilo Amber Ale Americano.

El estilo Amber Ale se considera algo más rico que la Pale Ale y es reconocido por el Programa de Certificación de Juez de Cerveza (BJCP) con su propio estilo (10-B). Las Ambers pueden tener de moderado a alto sabor a lúpulo pero el lúpulo no debe ser dominante. Los lúpulos americanos son los más utilizados lo cual puede aportar un sabor algo cítrico. El dulzor de la malta y un sabor a caramelo son deseables sin embargo no deben tener el carácter tostado de la cerveza negra. Pocos ésteres y el diacetil no es deseable.

Las versiones más fuertes pueden tener un poco de calor alcohólico, pero el acabado debe ser suave. Es normal un cuerpo medio o alto y una carbonatación de moderada a alta. El BJCP especifica una gravedad original de 1045 a 1060 y la gravedad final de 1010 a 1015 dando 4,5 a 6,2% de alcohol en volumen.

El amargor entre 25-40 IBUs, dando un arelación media amargura de 0,619 BU:GU que sitúa la Amber tirando a maltosa en cuanto al equilibrio general. El color es de ámbar a marrón cobre, con un SRM de 10 a 17. Generalmente tienen una buena retención de espuma.

Elaboración de la cerveza Amber Ale.

Las Amber se hacen tradionalmente con malta pálida de dos carreras como base, lo que representa 60 a 85% del grano. Maltas cristal medias y oscuras se utilizan para dar color y sabor a caramelo, por lo general constituyen el 10-20% del grano. Pequeñas cantidades de otros granos especiales, tales como una pequeña cantidad de malta tostada (para las versiones de color rojo), malta aromática, carafa, munich o victoria se pueden utilizar para agregar el carácter exclusivo a la cerveza.

No hay un perfil fijo de agua asociado con el estilo Amber, por lo que una variedad de aguas se puede utilizar. Sin embargo, como el agua no añade significativamente el sabor para este estilo, un perfil moderado de agua es deseable.

Tradicionalmente se utilizan lúpulo americanos, con variedades cítricas con el centennial. Al igual que las pale ale, no es raro utilizar múltiples adiciones de lúpulo durante la ebullición, así como una cantidad moderada de lúpulo en aroma, aunque la cerveza debe estar bien equilibrada con un balance maltoso.

Como para la Amber es deseable bastante cuerpo, generalmente se utiliza un macerado de infusión simple entre 68 a 70ºC durante aproximadamente 45 minutos a una hora. Dado que la cerveza es generalmente 100% malta de cebada, no se necesitan técnicas especiales.

La mayoría de cervezas Amber se fermentas con levaduras ales americanas, que proporcionan un acabado bastante limpio con una alta atenuación. Algunas Amber ricas también pueden permitir el uso de levaduras ales inglesas que pueden contribuir con bajos o moderados ésteres y una buena complejidad sin desequilibrarla. Estas fermentan y tienen un periodo de guarda a temperatura nomal (18 y 20ºC) y deben ser embotelladas o embarriladas con una carbonatación media-alta.

Etiquetas: